Deconstruyendo el AMOR

El mes de febrero es el mes del amor, debido a la gran fecha del 14 de febrero conocida por San Valentín.                   Pero ¿Qué pasa el resto de días y meses del año? 

La idealización del amor, en especial este mes, esta en boca a través de la televisión, redes sociales, ofertas de San Valentín… pero no hay que olvidar que la procedencia del amor romántico procede de unos patrones patriarcales que se han transmitido generación tras generación. Esto supone la creencia de diferentes mitos: 

  • El amor todo lo puede hace referencia a la omnipotencia del amor, “el amor para superar todos los obstáculos que surjan en una relación”.  aceptar este mito tiene consecuencias graves en la relación, debido a que puede dar lugar a situaciones de maltrato. Nosotras consideramos que las situaciones violentas (gritos, malas contestaciones, agresiones físicas o psicológicas…) no se pueden justificar con el amor, porque eso no es amor.
  • Él/ella es mi media naranja, el amor predestinado no existe, es una distorsión de una realidad de que para ser feliz se necesita una pareja.
  • El amor es lo más importante entender que el amor da felicidad y que solo puedes ser feliz con una pareja implica sacrificar quien eres, olvidando tu propia identidad para ser una misma persona. Esto implica una falta de intimidad en la relación.
  • El último mito que queremos mencionar es el de la exclusividad y la posesión donde se cree que el amor romántico debe conducir a una unión de por vida independientemente de los celos como muestra de amor (“si no es celoso es que no me quiere”)

La creencia de estos mitos supone aceptar comportamientos y actitudes que no son propios de una relación sana, sino de una relación dañina repleta de toxicidad.

 

Si nos basamos en nuestra filosofía: DESCOSTRUYENDO PARA CONSTRUIR, vamos a desmantelar la idea de amor tóxico para construir un amor sano. 

Existen diferentes maneras de quererse y de relacionarse, tanto a nivel afectivo como a nivel sexual. Estar con otra persona significa fomentar el desarrollo individual y de la pareja. Desde aquí os queremos dar unas pautas. 

  • Quiérete y respétate para después dejarte querer y respetar. Si tú no aprendes a quererte como vas a saber cuál es el amor que te mereces.
  • Tienes vida más allá de tu pareja, ser independiente y no atar tu vida a otra persona. Amar la libertad individual, crecer como personas para que la relación sea más satisfactoria.
  • Comunicación abierta y constante, es importante expresar tus necesidades y sentimientos y jamás anteponerlos a la de tu pareja. Recordar que el diálogo favorece crear un proyecto común alejado de malentendidos: negocia, acepta, perdona y llega a acuerdos.
  • Tiempo juntos y de calidad, hacer cosas que podáis disfrutar y os unan como pareja y nos os haga caer en una vida rutinaria.
  • Respeto y confianza, son la clave para una pareja saludable. Las relaciones llenas de celos y falta de respeto están predestinadas al fracaso.

Si necesitáis ayuda no dudéis en buscar a un profesional que os ayude a gestionar todas las cuestiones que no permiten que crezcáis como pareja y como individuos.